Cultivo

El cultivo comienza con la plantación. Antes de hacerla, hay que verificar que el terreno en el que se quiere hacer la plantación sea de tierra fuerte, en la que la planta pueda echar buenas raíces Hay que tener en cuenta que en la plantación, la distancia que hay que dejar entre árbol y árbol debe ser, como mínimo, de unos 6 metros.
La plantación del pero de Cehegín se hace en verano. El árbol tardará unos 3 años en empezar a dar fruto.
El procedimiento que se sigue es el que se describe a continuación.
En primer lugar hay que hacer lo que se llama el “desfondo de tierra”, que consiste en excavar la tierra profundamente para airearla y sanearla, bien sea con unos topos o bien con unas vertederas. A esto le sigue la desinfección de la tierra por las posibles plagas que pudieran haber en la misma. Esta desinfección se suele hacer, normalmente, por un experto.

Una vez que ya tenemos la tierra preparada, plantamos un pie adecuado al pero y se injerta la variedad de pero de Cehegín en ese pie.
En cuanto al tratamiento de riego podría ser por goteo o bien mediante el riego “a manta”.

Otro aspecto importante a tener en cuenta es que el abonado para esta fruta debería estar dirigido por un técnico. Antiguamente lo que se solía utilizar para abonar era el estiércol de los animales que se recogía de las granjas. Pero ahora se utilizan productos químicos, por ello es importante que sea un técnico el que asesore al agricultor sobre los productos que más convenga a la tierra.

El siguiente paso es la fumigación que se tiene que hacer en invierno, cuando el árbol empieza a moverse, normalmente en Marzo. Con esta fumigación se pueden prevenir los primeros focos de pulgón que aparezcan.

A la hora de realizar la labranza hay que diferenciar según estemos en invierno o en verano. En invierno se labra una sola vez, antes de febrero, con una profundidad de unos 15 o 20 centímetros. Sin embargo, en verano sería conveniente labrar después de cada riego y debe ser una labranza superficial.

Cuando se empiecen a caer los pétalos de la flor se tiene que empezar a fumigar, manteniéndose esa fumigación normalmente hasta finales de septiembre. Se realizará cada 20 días aproximadamente, o bien lo que dure el tratamiento. Todo esto se hace con el fin de evitar “el picotazo de la mosca del mediterraneo”.

Lo último es la recolección del pero. Es conveniente aguantar todo lo que se pueda antes de recogerlo. Si es posible deberíamos aguantar hasta diciembre, y lo ideal sería que les cayera alguna escarcha, a poder ser unas 10 o 12 veces antes de cogerlo.
Es muy importante que la cogida se haga con mucho mimo, sin marcarle los dedos al pero, para poder obtener un buen producto. Y es conveniente recogerlos con una capaza forrada para que no lleven ningún porrazo.

Una vez que ya hemos recogido el pero hay que realizar la poda, que debe hacerse por personal especializado ya que hay que saber por dónde hay que cortar las ramas o tallos.