Características

Pero de CehegínEl Pero de Cehegín, al igual que el resto de manzanas, pertenece a la familia de las Rosáceas y es una variedad de las denominadas de Otoño.
Posee unas características que la diferencian del resto de manzanas. Posee un peso medio en torno a 180 gramos, altura de 8 centímetros aproximadamente y un diámetro medio de un máximo de 7,7 cm, conformándose una fruta de tamaño medio, forma oblonga, es decir, es más largo que ancho, y color amarillo verdoso en el momento de la recolección, tornándose en amarillo con el tiempo. Gracias al grosor de la piel presenta muy buenas condiciones de conserva post-cosecha, y aporta un característico aroma dulzón y floral.
Una de las particularidades que destaca en su fisonomía es un encorchamiento de la piel o 'russeting' que se forma en la zona peduncular, es decir, en la parte de arriba del pero, extendiéndose hacia la mitad del fruto hasta ocupar una extensión comprendida entre el 12 y el 25% de la superficie total. Su carne o pulpa se muestra consistente, de tonos blanquecinos, dulce y de oxidación retardada, desprende un olor especial que refuerza el sabor azucarado, diferente al del resto de manzanas que se encuentran en el mercado.

Propiedades nutritivas y de salud
Al igual que ocurre con las demás frutas, el Pero de Cehegín está compuesto en su mayor parte por agua (más de un 85%) por lo que su consumo resulta refrescante e hidratante. Sus nutrientes más destacados son los azúcares (fructosa en mayor proporción, glucosa y sacarosa) de rápida absorción por el organismo. Se trata de un alimento rico en fibra, vitaminas y minerales.
La fibra aporta acción reguladora del aparato intestinal, que aumenta si se consume cruda y con la piel, evitando el estreñimiento. A su vez, es rica en pectina, una fibra soluble, que actúa ante problemas de deshidratación y es un remedio eficaz contra la diarrea. Sustancias como los taninos (reconocibles por la sensación de aspereza que provocan una vez ingeridos) presentes en la manzana contienen propiedades astringentes y antiinflamatorias. Debido a estas características, si se consume crudo y sin pelar, actuará como laxante, mientras que si es ingerido pelado o rallado con su pulpa oscurecida provocará el efecto contrario, astringencia.
También contiene vitaminas B1+B2+B6+H, vitamina E y C.
La vitamina E o tocoferol, presentes en el pero, proporciona acción antioxidante, interviniendo en la regulación de las células sanguíneas, así como favoreciendo la fertilidad. Por ello es un alimento que protege al feto de alteraciones genéticas durante las primeras semanas de embarazo, además de prevenir enfermedades cardiovasculares, degenerativas y algunos tipos de cáncer.
El alto contenido en potasio de la manzana aporta una acción diurética, siendo recomendada en pacientes con hipertensión arterial y otras dolencias relacionadas con la retención de líquidos. Además de constituir una sustancia imprescindible para el sistema nervioso y muscular, interviene en el equilibrio de agua en la célula.
Otros elementos particularmente importantes dentro de la composición de las manzanas son los elementos fitoquímicos como los flavonoides y quercitina, que aportan propiedades antioxidantes.

Curiosidades II
El Pero de Cehegín se ha usado para curar las llagas al mezclarse su jugo al 50% con Aceite de Oliva Virgen, y no es de extrañar que se use contra la arteriosclerosis y la hipertensión arterial, además de hacer bajar las dosis del colesterol y ser sumamente eficaz contra el reumatismo y la gota. Todo ello es debido a la riqueza en vitaminas B1+B2+ B6+ H, así como sus aromáticos ácidos derivados de sustancias pézticas y esteres amílicos.
Como mejor se puede conservar este fruto durante todo el año es teniéndolo cubierto con sisca, el lastón de los pobres.

Pero Fosificado
Nuestro pero tiene muchas singularidades. Entre ellas destaca el hecho que de este pero no se pudre como el resto de los frutos. Esta curiosidad se puede comprobar en la “Farmacia de Don Dimas” en la calle Mayor, donde tienen expuesto un pero, ya momificado, que data del año 1.920.

Hacia la Denominación de origen
Para obtener la Denominación de Origen “Pero de Cehegín” es necesario caracterizar el fenotipo de los frutos de esta variedad, es decir, hay que observar todas aquellas características que se puedan detectar en este fruto, como su forma, desarrollo, propiedades bioquímicas, fisiología y comportamiento que lo hacen diferente del resto. Esto se conseguirá con los correspondientes trabajos de tipificación de frutos producidos en la parcela de selección del IMIDA (Instituto Murciano de Investigación y Desarrollo Agrario y Alimentario) en la finca Hacienda Nueva situada en la pedanía ceheginera de El Chaparral, así como con la propia iniciativa de los agricultores de Cehegín. Son los agricultores los que, con el apoyo técnico necesario, deberán incrementar el cultivo de las nuevas plantaciones hasta una extensión aproximada de 30 hectáreas. Cuando su producción sea suficiente se podrá aspirar a la obtención de la citada Denominación de origen para este fruto.